domingo, 22 de abril de 2018

Camisetas peligrosas



El democrático gobierno de Madrid tras el 1-O vuelve a hacer el ridículo ante todo el mundo en la final de la copa entre el Sevilla y el Barça en el campo de fútbol del Atlético de Madrid enviando a la policía nacional a requisarle a los catalanes las ofensivas bufandas amarillas y las peligrosas camisetas también amarillas, vergonzoso, ver a los aficionados desprenderse de sus prendas amarillas amenazados por la policía uniformada, no tiene parangón, es el hazmerreír de un gobierno decadente sin más ideas que la represión pura y dura, es el ordeno y mando, es poder por el poder sin más.
¿Qué peligro representa una bufanda y una camiseta según el gobierno?
En fin, la represión está servida y se ha de visualizar también ante la celebración de un partido de fútbol cuando juegue el Barça.
22-04-18

jueves, 19 de abril de 2018

¿El Resto, no es ya una critarquia?


¿El Resto, no es ya una critarquia?
Lazos amarillos ofensivos, según el ministro Catalá, “tiene usted suerte porque puede venir aquí con ese ofensivo lazo” ¿Dónde está la ofensa por ponerse un lazo? La ofensa para todos los españoles es mentir en el currículum, mentir en las cifras de parados, mentir en el sueldo de los trabajadores… mentir en lo que pasa en Catalunya, la política siempre ha sido igual, en mi pueblo la derecha y la izquierda nunca se han llevado bien, toda la vida ha habido enfrentamientos, eso sí, la fuerza, que no la razón casi siempre la ha tenido el poder y ahora la justicia. Sólo les falta decir que nueve autómatas están en la cárcel y siete más en el exilio, adoctrinados por una parte importante del pueblo catalán. Cuando no hay un argumento serio lo fácil es inculcar odio y exagerar lo peligroso que es un lazo amarillo a tu “clientela”, aprovechar los micrófonos que llegan a ella, que no al mundo, para decir que aquellos que están presos son unos “Mesías”, que han adoctrinado a dos millones y pico y de paso ellos, los presos y exiliados se han hecho el “harakiri”  políticamente. Nadie ha adoctrinado a nadie y por supuesto un lazo amarillo no es ofensivo ni peligroso, y, por si no se han enterado, es que un pueblo del siglo XXI no encaja en el pensamiento ralentizado del Resto.
Lazos amarillos ofensivos, un pueblo cruel lavando el cerebro a sus dirigentes para apartarlos del diálogo como si fueran títeres, gente mala con lazos amarillos por el sólo hecho de ofender al Resto ralentizado, sí señores, esa parte importante del pueblo catalán es así de cruel, esa parte se inventa quimeras por “deporte”, genera reuniones de más de dos millones de personas para que metan a la cárcel a los cabecillas y luego poder ponerse un lazo amarillo para ofender al Resto.
El “ralentí” es también una forma de vivir, la del siglo XIX, lo malo es que en el ese Resto hay gente del siglo XXI sin posibilidad.
¿El Resto, “España” no es ya una critarquia?
19-04-18
A.Hinarejos

martes, 17 de abril de 2018