viernes, 9 de agosto de 2013

Mis niños

Tienen hambre mis niños, lloran, la despensa está vacía, están tristes, mis niños tienen hambre, me han robado, los “gordinflones” de mi pueblo, ellos se jactan de la malnutrición de mis niños diciendo que me la invento, qué crueles son, ellos comen cada día, siguen robándome, sus despensas las llenan con mi dinero, son crueles, mis niños lloran, no comen, no juegan... ...Mi pueblo era feliz, mis niños eran dichosos, estos “rechonchos” han lastimado a mis niños, ellos se atiborran, visten bien, se miman... me han robado y me culpan porque no he sabido defenderme de ellos, tienen hambre mis niños, qué experiencia más triste, me piden, está vacía la despensa, mi despensa, la de mi pueblo, la de mi país... ...Ellos se están comiendo mis ahorros, hacen pasar hambre a mis niños, estos “gordinflones” nos han hundido, qué despiadados son, qué duros, qué crueles... han roto la alegría de mis niños, mi dinero lo utilizan para caprichos de ellos, mis niños lloran, no juegan, tienen anemia...
Tienen hambre mis niños, me preocupa, eran la ilusión de mi pueblo y estos “gordinflones” me han robado, mi despensa está vacía, mi pueblo tiene hambre, sólo los “rechonchos” comen. Qué ricos eran mis niños, comían cada día, mi despensa estaba llena de gozo, me la han robado impunemente, con nocturnidad, con alevosía... ahora pido limosna, un bocadillo, una comida caliente para alimentarlos... no juegan mis niños, han roto su alegría.
Ellos comen a diario con mi bienes, mis ahorros, mi pan de cada día... ...Me aflige no tener llena la despensa para alimentar a mis niños, me revelo ante tal crueldad, ante un robo impune tapado a certeza cierta, canallas, rechonchos, gordinflones, manigeros sin piedad... dejad que mis niños coman, jueguen, sean mi alegría.
09-08-13

A. Hinarejos

lunes, 5 de agosto de 2013

La pregunta que no hace nadie.

La pregunta que yo le haría a Rajoy:
Sr Rajoy, ¿Tiene poder el tesorero del PP (el Sr. Bárcenas) para adjudicar concesiones millonarias a grandes empresas?
No tiene y sabe por qué, porque si tuviera no habría contabilidad B y sabe por qué no habría contabilidad B, porque (supuestamente) no tendría que repartir, es lógico, si Bárcenas adjudica una obra millonaria a cambio de una comisión, no tiene que repartir con nadie porque nadie sabe nada de la mordida, como le llaman ustedes, pero, supuestamente, al no tener poder, tuvo que reflejarlas en el libro B, para luego, supuestamente, repartir en sobres las comisiones pactadas por los que si tenían poder para adjudicar las concesiones millonarias. Bárcenas es un peón de todo este lío, las coincidencias con la caja A, hacen que la caja B no sea un papel arrugado como nos quieren hacer creer.
REPITO:
¿Tiene poder el tesorero de un partido político para adjudicar concesiones millonarias a cambio de mordidas?
Si no tiene hay alguien más implicado... ...Supuestamente.
05-08-13
A. hinarejos



domingo, 4 de agosto de 2013

Mandamases

Los Mandamases de hoy en día: Monarquía, Políticos, Banqueros, Justicia, Iglesia... están retrocediendo a la época de los romanos, ellos, estos panza contenta, envidiosos, atesoradores de propiedades, sinvergüenzas... han puesto la miseria del pueblo a sus ordenes, sólo les falta llamarnos “prole” en público, porque entre ellos nos tratan así, miren de donde viene la palabra...

...El proletariado (de latín proles, linaje o descendencia) es el término utilizado para designar a los trabajadores o clase obrera que carece de propiedades y medios de producción por lo que, para subsistir, se ve obligada a vender su fuerza de trabajo a la burguesía, propietaria de lo medios de producción.1 Un proletario es un miembro de la clase obrera o proletariado.2
El proletariado es la clase social baja de la edad contemporánea que, en el modo de producción capitalista, carece de medios de producción y solamente posee su fuerza de trabajo. Laburguesía es la propietaria de lo medios de producción y constituiría la clase social alta. Por debajo o al margen del proletariado, se encuentra el lumpenproletariado o subproletariado, término con el que se designa a la población situada socialmente por debajo o al margen del proletariado y constituye el último estrato social y al que se considera que carece de conciencia de clase.
El proletario pagaba con sus hijos, la prole, al estado.
...¿En que nos diferenciamos? Nos dejan sin casa, sin propiedades, sin honor... y lo que es más grave, sin trabajo, no nos dejan ni ganas de follar. Mientras ellos se pagan queridas, viajes, disfrutan utilizando coches de lujo, mansiones... ...Se burlan aplicándonos la misma política de hace dos mil años, nos apalizan si protestamos, mientras ellos son intocables, es más se escurren por entre las rendijas de una justicia corrupta... ...No dejemos a estos “reyes” de persiglás que nos utilicen como esclavos encubiertos, como miserables cobayas de laboratorio, el poder, el dinero, la cara dura... lo tienen ellos, no hay nada más que verlos como actúan. La razón es nuestra, lo que pasa es que con nuestro dinero (cual mafiosos cualquiera) pagan a las ”centurias” para que nos atenacen las ideas, el honor, la libertad...
Cada día somos más prole, cada día somos más esclavos, cada día tenemos menos... ni siquiera trabajo, ni dignidad, ni ganas de follar.
Mandamases, estáis meando hacia el cielo, de momento sólo nos salpica al pueblo llano, honrado, trabajador... Dejad de inspiraros en la historia de los romanos, si queréis robar y vivir como reyes tened valentía, exponed vuestro físico, en vez de resguardaros entre los muros de las leyes que os inventáis, id resguardados detrás de una máscara a atracar bancos... ...Mandamases estáis meando hacia el cielo, no pasará mucho tiempo para que os salpique, de mierda estáis ya hasta las orejas.
Abrí la puerta y descubrí el llanto miserable que a mi pueblo le han originado unos Mandamases inútiles: política, monarquía, banca,  justicia, iglesia... ...¿Estoy soñando?
04-08-13
A. Hinarejos
...Nerón componía con su lira mientras Roma ardía. Mandamases, unos elegidos en las urnas, otros a dedo y otro por un dictador, ustedes están componiendo, como Nerón, pero vosotros lo que “emperifolláis” es vuestro patrimonio, sumiendo en la sima de la miseria a toda España.
Calígula hizo prostituirse a sus hermanas. Mandamases, ustedes se han “prostituido” casi todos.

No sigo enumerando parecidos porque todavía me queda un poco de dignidad, cosa que ustedes han olvidado dentro de su caja fuerte. 

viernes, 2 de agosto de 2013

Everest...



Nunca subiré al Everest, ni bajaré por un río de aguas bravas... es más, nunca caminaré al lado del mar aunque podré acariciar su brisa paseando, pero podré hacer cima en la cúspide de la rectitud, honradez, ecuanimidad... ...Disfrutaré utilizando el “campo” 1 de la felicidad, usaré a poquitos su utilidad beneficiosa, la combinaré con el desconsuelo que la vida, sólo por utilizarla me cobra, no correré una maratón, ni los cien metros lisos... ...Ni tan siquiera estrecharé la mano de un amigo, pero la cima de una “lucha” constante la volveré hollar... ...Apretaré con fuerza la amistad, en silencio intentaré “profanarla” para que se sienta más amiga. Dormiré mientras sea necesario en el “campo” 2 y mimaré lo que pueda la ilusión, los sueños... ...La fascinación por vivir intentaré que siga fluyendo en mis ideas. La cima de un despertar casual será suficiente para escalar con naturalidad las paredes heladas de la discordia, intentaré afrontar la peligrosa ascensión con las herramientas de la experiencia... ...Nunca subiré al Everest, tampoco atenazaré con mis manos el volante de cuero de un automóvil... ...Intento “libar” del néctar de la vida aquello que me hace vibrar cuando pienso. No bajaré al fondo del mar, ni siquiera me revolcaré en las aguas mansas de una playa desierta... ...Sin embargo acariciaré con la mirada los matices espontáneos que me ofrece mi curiosidad innata.
Nunca subiré al Everest, no me aflijo por ello, no lloriqueo por no correr los cien metros lisos... ...Me rio y a carcajadas al hacer cima en la cúspide de mi montaña, la más alta, lo que tan sólo me sirve para pasear con entusiasmo por sus laderas, sus paredes empinadas... ...Revolcarme en las aguas mansas de una playa, atenazar con fuerzas un volante... el de cada día.
02-08-13
A. Hinrejos