sábado, 13 de enero de 2018

Suicidio, no eutanasia



Hoy hace veinte años que un tal Sampedro se suicidó, me niego a que a un tetrapléjico lo pongan como “estandarte” de la eutanasia, porque lo que él protagonizó fue un suicidio con todas las letras, otra cosa es quien fue el responsable de este hecho, si el Sr. Sampedro hubiera tenido respaldo de la administración en vez de depender de su familia para todo, dudo que se hubiera querido quitar la vida, vuelvo a repetir lo suyo fue un suicidio como tantos hay en el resto de mortales porque se cansan de vivir o por otras circunstancias. Estoy a favor de la eutanasia, siempre y cuando una vida digna se agote y no haya forma humana de remediarlo, infinidad de tetrapléjicos con la movilidad igual o peor que la de este señor vivimos la vida con dignidad, con momentos felices y otros no tanto, como todo el mundo, particularmente, con una lesión más alta que la suya vivo tetrapléjico, pero luchando y no me hace ningún favor que lo nombren como “estandarte” de la eutanasia, entre otras cosas porque es mentira, es mentira que por el hecho de estar así te quieras morir y si quisiera no necesitaría a nadie para hacerlo, con ponerme delante de un coche que vaya a cien por hora tendría bastante, él lo hubiera podido hacer, disponía de una silla de ruedas con motor, en fin, dejen a los tetrapléjicos en paz y busquen candidatos en otro colectivo, la eutanasia tendría que estar regularizada por ley para la gente que realmente no pueda si quiere suicidarse, cosa que no fue el caso del Sr. Sampedro.
Más ayuda de la administración al afectado de secuelas graves por un accidente o una enfermedad y sobre todo busquen otro “estandarte” y déjennos a los tetrapléjicos con nuestras ganas de vivir aunque necesitemos ayuda para ello. Hoy en día existe el Ayudante Personal (AP), por desgracia no para todo el que lo necesita, pero espero que el pueblo y los políticos se enteren que con ayuda se es tan importante o no, como cualquiera. No queremos “héroes” de este talante, queremos luchadores para vivir mejor, no  crónicos para bien morir.
A Hinarejos

13-01-18

jueves, 28 de diciembre de 2017

155:..Y pico. En El Periódico





Todo en orden, los partidos unionistas se llenan de orgullo habiendo, uno aplicando el artículo 155 y los otros respaldándolo, presos políticos o políticos presos por practicar la política, políticos exiliados, fugados para ellos,  para poder decirle al mundo que es lo que realmente pasa en un país europeo en el siglo XXI. No se está aplicando el artículo 155 como ellos decían, se está destruyendo el motor económico de una población que no admite vivir arrodillada ante un gobierno inmóvil que con la ayuda incondicional de esa unidad (a por ellos) registra, manda, expolia… está aplicando el artículo 155 y pico, el pico es el que puede hacer todo, meter, exiliar, destruir… es el tratarnos como un virreinato, es intentar aborregar a dos millones y pico de personas que no piensan como ellos, es adoctrinar a base de ese pico del que nadie habla, es la fuerza del poder, la apisonadora sin control… es él, el y pico. Quien realmente sepa lo que está pasando aquí ahora en el año 2017, dudo que lo defina como democrático, palizas, presos, exilio… …descabezamiento de un gobierno elegido en las urnas y todo esto por culpa de un gobierno incapaz, un gobierno encuadrado en no hablar de una realidad alimentada por él mismo, un gobierno paralizado en los tiempos de María Castaña.
El artículo 155 y pico, no era para convocar elecciones, como ellos decían, el artículo 155 y pico era para apropiarse de las instituciones catalanas y así romper cualquier posibilidad de independencia, la razón no me atrevería a decir de quien es, pero la fuerza del “y pico” anula cualquier vestigio de razón democrática, las urnas han vuelto a exigir diálogo, la potencia eximida por el bloque republicano anula no sólo a los tres escaños conseguidos por el partido “dueño” con virrey y todo, si no a los partidarios del “ a por ellos” con tan solo cincuenta y cuatro, el y pico no les da derecho de pernada, lo saben ellos, y gracias a que medio gobierno se exilió a Bélgica, ahora lo sabe todo el mundo, las mazmorras del exilio son duras pero permiten airear el destrozo que al grito de a por ellos un gobierno débil está ocasionando no sólo en esta parte de España sino en toda ella.
Encarcelar a quien reprime tu mala gestión no es de inteligente, es de ignorante.

24-12-17

viernes, 22 de diciembre de 2017

VII Trofeo Fundación Sant Martí (Vídeo)

Crónica con la fiesta del pasado sábado 16 de diciembre de 2017 con la celebración del VII Trofeu Fundació Sant Martí, récord este año de socios participantes, y con el sorteo de unos lotes navideños y unas paletillas de jamón para finalizar con el típico piscolabis despidiendo la temporada y el año:



jueves, 14 de diciembre de 2017

Hoy en El Periódico. Sentado... Recordando



Sentado...
Me metieron en el saco de los trastos rotos, me desahuciaron de la sociedad “normal”, cuantos somos amontonados en el rimero de la exclusión por una sociedad “capaz” dispuesta a “envenenarse” engullendo su confort, el saco roto de los trastos normales, la sociedad, me separó de la vida normalizada aquel día, me destronó como persona erigiendo barreras invisibles, vergonzosamente aupada a la grupa de la sin razón decidió que mi vida ya no respondía a sus cánones de agrupación, roto, abandoné el rimero y seguí caminando hacia el infinito, atravesé los “ochomiles” del planeta dejándome la piel en ello y sigo, siempre actuando con la calma suficiente para no enloquecer, se que sigo siendo un forastero en la corporación, un extraño al que no se le da opción a competir... sin embargo mi “rotura mecánica” ha fortalecido mi forma de entender que la ilusión es esencial para caminar con pulcritud por la historia personal de cada uno, es primordial para acariciar con pragmatismo la vereda sinuosa del sentido común, es básica para sentirse más feliz con momentos menos aparatosos... me entristece el darme cuenta como pisoteamos el equilibrio fundamental de la Tierra.
Me metieron en el saco de los trastos rotos, me arrinconaron, ellos, los trastos de los sacos rotos, ellos, los que se desparraman por el agujero carcomido del oscurantismo, ellos, los que caminan erguidos de cuerpo y sentados de pensamiento, ellos, los que utilizan el rimero de la ignorancia para apilarnos por el hecho de habernos dañado algún día o por el “accidente” biológico de haber nacido diferentes. La pasarela está repleta de cuerpos esbeltos, mi desfile se mueve en otra dimensión, procuro mantenerme despierto de pensamiento e intento entender que la indiferencia con que me trata la sociedad es producto de una educación errónea secundada de una cultura vacía de realidad.
Andres Hinarejos

15-05-16

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Tiene dos puertas... Recordando

Hoy en El Periódico.






Mi ciudad tiene dos puertas: la mía, la nuestra, la tuya, la vuestra. La mía casi siempre está cerrada, para usarla he de pedir la llave, a veces por favor, también a veces ni se sabe lo que encontraré tras esa puerta bloqueada para tí, cubos de fregar, cajas, escoba... un rimero de trastos imposible de franquear para usar el lavabo si no lo retiran. Tiene dos puertas mi ciudad, una con ascensor que cuando va siempre estás tú ocupándolo y cuando no funciona yo me quedo con cara de tonto, desalentado y tú, tan ricamente utilizas la escalera que hay en la puerta para mí prohibida, mi puerta, nuestra puerta necesita de vuestra sensibilidad a veces nula, estacionáis en zonas reservadas, en pasos de peatones, metéis el carrito del niño en las reservas del autobús, muchas veces vacío o con la compra... por favor no cerréis mi puerta, nuestra puerta, es bella la vida incluso sorteando vuestras trabas, imaginaos por un momento como nos sentiríamos si tuvierais un poco de cortesía al utilizar mi puerta, nuestra puerta, ese hueco que han horadado para mi, para nosotros y que vosotros “violáis” sin percataros.
Tiene dos puertas mi ciudad, la de siempre y la mía, la nuestra.
06-09-15
A. Hinarejos